Tratamiento de la hipersexualidad o adicción al sexo


La adicción al sexo o trastorno de hipersexualidad consiste en un patrón recurrente de fantasías, impulsos y conductas sexuales que se producen comohipersexualidad-las-palmas-psicologos respuesta a estados emocionales desagradables como sentirse deprimido, angustiado, estresado, etc.

Cuando el adicto al sexo intenta dejar este tipo de conductas fracasa debido a que es el único modo que conoce de afrontar el malestar emocional.

Las conductas sexuales en los adictos al sexo suelen causarle malestar además de interferir en sus relaciones personales y dar lugar a problemas en diversas areas de sus vidas, como el trabajo, la relación de pareja, etc.

Las personas con adicción al sexo suelen tener también más problemas emocionales que el resto de personas, son más impulsivos, y tienen problemas para manejar el estrés.

Aunque cualquier persona puede recurrir al sexo en un momento dado para afrontar el estrés o sentirse mejor, los adictos al sexo lo hacen de manera habitual y cada vez con mayor frecuencia hasta que el sexo controla por completo sus vidas, del mismo modo que el alcohol llega a controlar la vida de los alcohólicos.

Entre los tipos de conductas sexuales más comunes que practican las personas con adicción al sexo se encuentra la masturbación y el uso excesivo de pornografía en primer lugar, seguidas del sexo consentido con otro adulto y el cibersexo.

Síntomas de la adicción al sexo.


 

  • Consume excesivo tiempo en fantasías e impulsos sexuales, planificando y participando en conductas sexuales.psicologo-las-palmas-adiccion-al-sexo
  • Desarrolla esas fantasías, impulsos y conductas sexuales como respuesta a estados de ánimo disfóricos (ansiedad, depresión, aburrimiento, irritabilidad).
  • Desarrolla fantasías, impulsos y conductas sexuales como respuesta a eventos estresantes de la vida.
  • Repetidos intentos fallidos por controlar o reducir significativamente esas fantasías, impulsos y conductas sexuales.
  • Repite el comportamiento sexual sin tener en cuenta el riesgo de daño físico o emocional a sí mismo o a otros.
  • Hay un malestar clínicamente significativo o deterioro personal en las áreas social, profesional o de otro tipo de funcionamiento, asociado con la frecuencia e intensidad de estas fantasías, impulsos y conductas sexuales.

 

Si crees tener una adicción al sexo o tienes dudas, llámanos. En Sócrates Psicólogos Las Palmas podemos ayudarte.

¿Te gusta esta Web? Claro, es Joomla!