resiliencia las palmas

La resiliencia

Este concepto podría definirse como el enfrentamiento efectivo de circunstancias y eventos de la vida severamente estresantes y acumulativos.

La resiliencia distingue dos componentes: la resistencia frente a la destrucción; es decir, la capacidad de proteger la propia integridad bajo presión; y por otra parte, más allá de la resistencia, la capacidad de forjar un comportamiento vital positivo pese a circunstancias difíciles.

 Los cambios a los que nos vemos sometidos en nuestras vidas hacen que tener una capacidad de este tipo sea esencial, por ello ha cobrado bastante importancia en los últimos años.
Diversos estudios han demostrado que ciertos atributos de la persona constituyen la base de ser resiliente, algunos de ellos serían:
a) Autoestima consistente. Es el fundamento de los demás pilares y es el fruto del cuidado afectivo consecuente del niño o adolescente por un adulto significativo, "suficientemente" bueno y capaz de dar una respuesta sensible.
b) Introspección. Es el arte de preguntarse a sí mismo y darse una respuesta honesta. Depende de la solidez de la autoestima que se desarrolla a partir del reconocimiento del otro
c) Independencia. Se definió como el saber fijar límites entre uno mismo y el medio exterior; la capacidad de mantener distancia emocional y física sin caer en el aislamiento.
d) Capacidad de relacionarse. Es decir, la habilidad para establecer lazos e intimidad con otras personas, para balancear la propia necesidad de afecto con la actitud de brindarse a otros. Una autoestima baja o exageradamente alta producen aislamiento: si es baja por aislamiento y si es demasiado alta puede generar rechazo por la actitud prepotente que supone.
e) Iniciativa. El gusto de exigirse y ponerse a prueba en tareas progresivamente más exigentes.
f) Humor. Encontrar lo cómico en la propia tragedia. Permite ahorrarse sentimientos negativos aunque sea transitoriamente y soportar situaciones adversas.
g) Creatividad. La capacidad de crear orden, belleza y finalidad a partir del caos y el desorden. Fruto de la capacidad de reflexión, se desarrolla a partir del juego en la infancia.
h) Moralidad. Entendida ésta como la consecuencia para extender el deseo personal de bienestar a todos los semejantes y la capacidad de comprometerse con valores. Es la base del buen trato hacia los otros.
i) Capacidad de pensamiento crítico. Es un pilar de segundo grado, fruto de las combinación de todos los otros y que permite analizar críticamente las causas y responsabilidades de la adversidad que se sufre. Se proponen modos de enfrentarlas y cambiarlas.

De todos los elementos expuestos ¿Cuáles serían los más importantes a la hora de construir la resiliencia? Cada vez queda más claro que la fortaleza que cada uno vaya desarrollando junto con el apoyo de los demás son los predictores más claros de esta capacidad. Sin uno u otro su desarrollo sería complicado.

"En tres palabras puedo resumir todo lo que he aprendido acerca de la vida: Continúa hacia adelante"
Robert Frost

¿Te gusta esta Web? Claro, es Joomla!