Adicción a las compras

 

pootlba5ssekjAunque al hablar de adicción solemos pensar en el abuso de sustancias, cada vez son más usuales otro tipo de adicciones que, por desgracia, suelen pasar desapercibidas. Una de ellas es la oniomanía (compra compulsiva), se caracteriza por el deseo irrefrenable de comprar cosas, aunque éstas no sean una necesidad. Como la adicción al trabajo, es relativamente nueva y es generada en la sociedad de consumo

en la que vivimos. Para muchos, pasa como un simple capricho o frivolidad, mientras que por el contrario, el comprador compulsivo se encuentra bajo una depresión profunda. Esta enfermedad se da sobre todo entre mujeres y jóvenes.

Los compradores compulsivos consideran el consumo como una forma de hallar la felicidad, pero al comprar empiezan los sentimientos de culpa por el gasto indebido, si no pueden ir de compras nuevamente para calmar la ansiedad, se deprimen, generando un círculo vicioso. Comprar se vuelve una necesidad incontrolada que si no es satisfecha genera una fuerte irritabilidad.
¿Cuándo hablamos de adicción? cuando se adquieren cosas presuntamente necesarias, y al darse cuenta que no lo son, igualmente se sigue comprando. De esta forma, el adicto hace acopio de ropa u objetos que probablemente nunca use, y que en muchos casos oculta de sus familiares generando situaciones de engaños y deudas.
Las causas que generan la adicción a las compras pueden ser:

  • Insatisfacción vital.
  • Sensación de aburrimiento o depresión.
  • Vulnerabilidad hacia la publicidad.
  • Impulsividad, ansiedad.
  • Bajo autoestima, desconfianza, inseguridad.

El tratamiento de esta adicción no es distinto al de las demás, es importante la motivación del paciente y la implicación de la familia en todo el proceso terapéutico.

¿Te gusta esta Web? Claro, es Joomla!